lunes, 16 de julio de 2007

Carta astral

Sabía dibujar con el dedo la constelación ésa que parece un animal y que yo nunca puedo ver. Miraba las estrellas, caminaba sobre el pasto reseco por las heladas sin ojotas y se peinaba cuando esperaba a alguien.
Sabía encontrar a la estrella más rojiza los días nublados y quedarse mirando por más de veinte minutos las baldosas viejas de la casa de su abuela.
Sabía siempre dónde caería la estrella fugáz del verano y sentía al viento norte como una amenaza de secuestro.

Por eso se preguntaba tantas veces qué pasaba con los astros que estaban conspirando así en su contra.

7 comentarios:

críc dijo...

ayymmmhh eso es lo malo de conocer las estrellas.........no poder acomodarlas a favor...........

besos!

pep dijo...

saturno es, seguro. hay que hacerse amigo de saturno.

muy lindo este text no se en que se habrá inspirado, pero digle al muchachito que es saturno.


pep astrologo

ynsv dijo...

un abrazoooooooooooooooooooo, de la cofradia de abrazadores perpetuos y amateurs

(...) dijo...

jejeeee

sr pep es ud. el nuevo ACHIRA?

(la sra esa q sale pronosticando como va a salir el partido de argentina...jeje).

saludoss y abrazos tambien de la cofradía-vecindad!

maria dijo...

afffff este tex es radiante como uste, besos lindo/lindo

Jota dijo...

hey,gracias pro comentar en mi blog y leer,sobre todo eso. Resulta que hace tiempo que te tengo en mis links y te leo en silencio. Pero ahora que vos rompiste el hielo,también lo rompo yo! Jajaja

Besos y nos le-emos.

(...) dijo...

si si
a veces sucede lo de la lectura en silencio, je.

que bueno esto de leer-leer/se.