sábado, 9 de diciembre de 2006



Ay que me digan cómo
pudiera yo abolirte
y dejar que mis manos sin tu forma
arrancaran el fuego a mis palabras!


(Quédate en el camino.
Ha llegado la noche para ti.
Tal vez de madrugada

nos veremos de nuevo.)

Y cada herida tiene
la forma de tu boca.

No he salido de ti cuando me alejo.





los versos del capitán-pablo neruda

5 comentarios:

ANONIMO1º dijo...

PARECE QUE SE ACABO EL AGUA ¿QUIEN APAGARA ESE FUEGO AHORA?....

maria a secas dijo...

siempre es un respiro pasar por aca...las letras arden, como la lluvia sobre los cuerpos que despiden calor...

(...) dijo...

la lluvia va y vuelve...
no sabés que después de las lluvias lo más peligroso son las crecientes?

yo no soy vos dijo...

soleada: ay cuando venga la creciente, será de fuego, de cenizas, de ramas y hojas caídas, de agua?

ANONIMO1º dijo...

LAS CRECIENTES NO SON PELIGROSAS LO PELIGROSO ES QUEDARSE AL LADO DEL RIO CUANDO PASA...Y PARECE QUE ESTA TRAE CENIZAS Y RAMAS PUNTEAGUDAS...