martes, 24 de junio de 2008

El año antes te escribí esto.

Este color tan pero tan gris del día, hoy no me desagrada tanto y hasta me parece que al final hace juego con las líneas de tu remera, con los brillos que tengo en la cara (y que no salen facilmente), con las varias canciones que bailé con vos sin pisarte y con las ganas de quedarme abrazada un ratito más.
Mirá vos cómo los inoportunos encuentros a veces se vuelven oportunos y cómo las credenciales, en este sistema tan credencialista y burocrático, a veces sirven más que para el currículum.
Me gusta pensar que más allá de la novedad, pueden seguir gustando estas combinaciones nuevas, y que a pesar de un par de detallitos (que despues te digo) puede ser que empiece a creerte algunas cosas.

4 comentarios:

Jota dijo...

:) qué amor, che!

sole (...) dijo...

sisisisi


tooooodo el amor! je

carolita dijo...

Faaaaaaaaaaa!!
Qué épocas de confusas aclaraciones por dios santo!!

marié después de marié dijo...

affffno me queda mas que decir precioso!!!!