jueves, 24 de abril de 2008

Los beatles le decían blackbird.

Toda la vida esperando poder volar.
Un millón de alas de papel, y nada.
Un millón de estructuras agarradas a las muñecas, y nada.


Resulta que uno volaba desde adentro.
Era desde ahí, desde tu boca y nuestros pies.




7 comentarios:

carolita dijo...

Uy amiga qué groso lo que acabás de decir!
Al fin.

cronopio dijo...

impecable.
se la extraña.

muchos besos.
sea feliz.

anónimaux dijo...

muy lindo puntillos

cancion y texto

saludos!

sole (...) dijo...

UIIII
que lindo que les haya gustado!


amiga, lo mejor es saber q hay varios que pensamos iguales, vos sos una de ellas.

cronopio, se lo extrañaaaa, cuando nos juntamos!!!???

anonimoux, como siempre, sus textos son tan amables como los comentarios... gracias por pasar.



estoy sin casi tiempo para pasear por el vecindario blg, extraño las visitas más seguidas!



abrazosss!

o yo me pongo loco! dijo...

Una amiga preguntó: ¿a dónde llegan las cosas cuando no llegan?

Quizás hasta el borde de la pecera, después bajan la escalera y se van...

Oyom

teodoradorna dijo...

esa cancion debe ser una de las mas bellas de todas.

Vanyz dijo...

Sole, siempre que te leo veo que la simpleza de tus palabras son mucho mas que un sonido del alma.

Bs!