sábado, 8 de marzo de 2008

Palomas tus manos.

En la esquina sentís el carnaval llegándote a los brotes nuevos de los pies, ésos que sólo salen entre caricias. Sentís las risas grotescas del auditorio, vientito de enero que inaugura sentidos. Lo sentís entre la ducha y mi boca, mi boca dispuesta a tararear marcha camión y canciones imaginarias a cuadras de la plaza de artigas. Tu mano paloma, mi mano, y sentís que quiero pasar carnavales eternos en el segundo que duran los aplausos y las risas de haberte encontrado allá.

3 comentarios:

charol dijo...

Yo creo que el carnaval fue hecho para encontrarse y compartir con gente querida.

anónimaux dijo...

como escrito en una servilleta en la ciudad vieja, aun la prosa tiene brisa del rio

saludos puntitos

marié dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

que cosita bonita este tex, muy paisaje muy lindo !