martes, 9 de octubre de 2007

Paraísos

Cruzando la calle y viendo que este año no haría collares con las florcitas de los paraísos, se dió cuenta que tenía el mismísimo coro polifónico en su cabeza y en sus manos, aunque cantar afinadamente no siempre le salía.

9 comentarios:

Vanys dijo...

Que hermosa imagen.
bs.

tiene un blog dijo...

instantánea polaroid
y una sonrisita por el remate

marié a secas.... dijo...

ah !!! nosotros con mis primos haciamos sopa de caracol y bolitas de paraiso!! cuac!!! que crueles que son lo sni�os a vces !!!jejejje

abrazos coro polifonico enla cabeza !!! ja!

rivera dijo...

ahora quiero que sea viernes para poder cantar sobre el viernes.

ynsv dijo...

los collares pueden ser, pueden, los paraísos mejores, son los perdidos, los que no existen, los prometedores y llenos de florcitas perfectas.
muy lindo.
beso

sole (...) dijo...

el olor a paraisos en flor es olor a las veredas de mi barrio...

salga a la calle conmigo dijo...

si amiga, ese olorcito me recuerda a su barrio, ese olorcito siempre me hará acordar a eso y a sus anecdotas, ese barrio al que usted me acompaña a recorrer, de vez en cuando,
cuando los pies y los corazones estan cansados...

sole (...) dijo...

venite a vivir aca amigaaaaaaaaaaaa!

sole (...) dijo...

ja, entre esas anecdotas está cuando nos retaron a la caro y a mí en el cole por "balconeras"...término aplicado por la tonta de la preceptora porque mirábamos por la ventana del aula el parque, ventana por la que se entraban a veces, ramas de paraisos...