sábado, 4 de agosto de 2007

Mazapán.

Si supieras a cerezas, no, el marrasquino nunca me gustó, ni las aceitunas, ni el olor a viento norte en agosto.
Si supieras a mazapán tampoco, y mirá que el mazapán y el helado de almendrado me gustan, pero repica en la vida el sabor a pasadas las once, el sabor salado de las lágrimas entre almendras regaladas.
Pero si supieras.
Ay!, pero si supieras.

7 comentarios:

rivera dijo...

uhh, tantas cosas que podrian pasar/no pasar, .., lo mismo digo...si ella supiera.

(...) dijo...

uiii
siii
si él supiera...si él supiera...

besoss
sole

Marie dijo...

Llegué a este blog por recomendación de un amigo. Hace tiempo me pasó el link, pero recién hoy, buscando cosas que hacer este largo domingo lo encontré y me pasé la tarde recorriéndolo. Los ojos abiertos de puro contentos y en el paladar un sabor dulce, no se a que sabe, pero ha sido una delicia.

Un saludo de acá cerquita.

(...) dijo...

eiii
q lindo comentariooo
graciasss...
y decile a tu amigo q gracias también.... :)

ojalá sigan pasando.
yo te recomiendo q pases por los blogs de la gente q tengo linkeada.

saluttt!

pep dijo...

que lindo juego d' palabras-poema puntillios

y, opino
que sepa, que con saber nadie sale herido
y las curitas siempre estan a mano
me meti donde no me llaman
y me fui!

chau!

(...) dijo...

jajaaa
gracias mr pep por sus consejos...

besosss!

pero duele, dueleee... :(

ynsv dijo...

las cerezas al marrasquino son una mierda, ay si supieras, hay dolores que se parecen tanto a una al marrasquino.