miércoles, 18 de abril de 2007

Tragá.

Un bocado de hormiguitas. Te pican un año después. Se suben los miércoles a molestarte con sus palabras como hielos, como si hubieras podido eliminar pactos y leyes, como si se pudiera creer en los osos hormigueros, como si le pudieras creer que los muebles no hablan.
Un bocado de hormiguitas enojadizas, que se aparecen a la siesta y no te hablan, y están pero se van, se van, como se han ido tantos, que el recuerdo disfrazó de santos y su historia se ha vuelto ilusión, sin que vos quieras verdaderamente que se escapen, aunque sepas que su tierra y tu universo son incompatibles.

15 comentarios:

::: dijo...

se supone que la tierra y el universo se complementan...

anonimo 1º dijo...

ohh magia¡¡¡

anonimo 1º dijo...

de repente estaba en mi hormiguero y cuando sali de la tierre estaba aca de nuevo¡¡¡
y te vi espiando desde arriba y recorde tu sonrisa y eras la misma que una vez me saco de la coorrentada bajo la lluvia y me puso en un barco de papel...

pep dijo...

observación:
veo que hay algunos que se están plegndo al brote poético que generan estos post, buenisimo!

yo no soy vos (por suerte!) dijo...

soleada, veo que la poesía contagia y eso me alegra, me alegra mucho, se maravilla la nochecita y las hormiguitas suben que te suben, tragan que te tragan, pero lejos lo mas lindo, pican que te pican.

maria a secas dijo...

yo me acorde d euna canción que cantamos en la guarderia, "las hormigas se van de paseo porque hoy no quieren trabajar, suben para arriba, baján para abajo, por que hoy no quieren trabajar" lindo lindo

anonimo 1º dijo...

Canción del silencio
León Gieco.


Silencio señores grandes
que despiertan los cuentos del parque
ellos esperan las nuevas risas
en las treinta vueltas de una calesita
ellos esperan las nuevas risas
sobre la esperanza llamada sortija

Silencio señores grandes
que despiertan las leyendas
tal vez pintadas o dibujadas
en el redondo borde de las plantas
tal vez pintadas o dibujas
en el vaiven solitario de una hamaca

El silencio no es una palabra
escrita sobre un pared
es una cancion solitaria por el viento
que no se detiene en el medio de un infierno
es una cancion solitaria por el viento
que no se detiene en el medio de un infierno

Silencio señores grandes
que despiertan las historias
adormecidas en los parques
debajo de un tobogan o un banco gris
adormecidas en los parques
cobijadas con un copo de maiz

Silencio señores grandes
que las dulces fabulas despiertan
ellas estan acurrucadas
en el bostezo de una hormiga trasnochada
ellas estan acurrucadas
en el vientre de un mordisco de manzana

esto estuvo enuna pared de mi dormitorio toda mi infancia y ahora me acorde...

::: dijo...

anónimo 1º, q onda con vos?

yo no soy vos (por suerte!) dijo...

adhiero, quien es usted señor anonimo?

::: dijo...

(este vendría a ser el comentario no poético)

Un bocado de hormiguitas, como un fizz súper ácido, así me gustan. Si te pican por adentro, ahí ya no.

Verónica Cento dijo...

Pasaba por acá...buen blog che
No lo conocía o mejor dicho, no me había sentado a leer mucho

Volveré más seguido!
Saludos

Verónica Cento dijo...

Pasaba por acá...buen blog che
No lo conocía o mejor dicho, no me había sentado a leer mucho

Volveré más seguido!
Saludos

Cristina dijo...

sumo otro bocadillo de canción, bellísima canción de silvio:
"Ando como hormiguita por tu espalda..........
ando por la quebrada dulce de la seda............
vengo de las alturas de tus nalgas.....
hacia el oro que se derrama y se me enreda.
....
Tú te vuelves pidiendo el cielo...
apuntando a la luz... ¡con flores!
y como lazarillos... son los sabores...
en tu jardín de anhelos...."
(interpretación de puntos suspensivos y signos de admiración de la que suscribe).
saludos y ¡brindo por tanta reunión poética!

anonimo 1º dijo...

ohhh... cuanta curiosidad solo vi luz y subi... en realidad me invitaron y como dice un lugar para decirte las cosas... me puse a decirlas, estoy realizando un estudio a cerca de las imagenes las palabras y la curiosidad femenina...una cosa segura es que no soy vos tampoco...por suerte y que onda? sea mas especifica me gusta lo que escribis y me gusta jugar con las palabras...

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Una hormigas huidizas, que te dejan el resquemor para marcharse después como si nada. No me extraña que su tierra y tu universo sean incompatibles.
Un saludo.