domingo, 29 de abril de 2007

En venta.

El instante - J.L. Borges -

¿Dónde estarán los siglos, dónde el sueño de espadas que los tártaros soñaron, dónde los fuertes muros que allanaron, dónde el Árbol de Adán y el otro Leño?
El presente está solo. La memoria erige el tiempo. Sucesión y engaño es la rutina del reloj. El año no es menos vano que la vana historia.
Entre el alba y la noche hay un abismo de agonías, de luces, de cuidados; el rostro que se mira en los gastados espejos de la noche no es el mismo.

El hoy fugaz es tenue y es eterno; otro Cielo no esperes, ni otro Infierno.



(Ya sé, es como dejar la casa vacía, es abandonarla, irse antes de que sea demolida para hacer un edificio.
Ý bueno, por ahora es la única asquerosa solución que encuentro, en unos días se cierra, se cae, por ahora le estoy sacando las plantas del patio, no dejo pasar a nadie para que no se pongan tristes los cactus y los potus no se pongan amarillitos, para que el polvillo de levantar muebles no le dé alergia a nadie...
igualmente espero que me conviden unos mates en sus casas...las ventas nunca son lindas... a las cosas las guardo por acá.)

3 comentarios:

(...) dijo...

Perdón a la libertad.
Pero es que la libertad termina cuando empieza la del otro...o no?


Muchos saludossssssssssss.....
obvio que voy a seguir pasando por las casas del barrio...

(...) dijo...

Me voy, como se han ido tantos...diría jaime roos...

vendo la casita porque me parece que éste blog perdió el sentido, terminó convirtiéndose no en un lugar de encuentros (ni ése espacio para decirte las cosas), sino en uno de desencuentros, de cosas que tienen que ver con otros espacios, con batallas, y no con ganas de escribir, de exponer, de compartir...

de nuevo, muchos abrazos a la blogosfera cercana....!

(...) dijo...

adios pampa mía, dice martínez por acá...jeje.