martes, 20 de marzo de 2007

Lucecitas de colores


El otro día aprendí que para pasar de un lugar oscuro a uno claro, o viceversa, había que entrar al espacio luminoso con los ojos cerrados, esperar unos segundos así y después abrirlos. De esta forma las millones de manchas rojas, magentas y naranjas no aparecen y no te chocás contra las reposeras en las que tomaste sol dos segundos antes de ir a buscar agua en la heladera.
Cuando tenía catorce a eso no lo sabía, y a las manchas de colores les encontraba formas de flores de estampados sesentosos con los que me quería hacer varios vestidos.

8 comentarios:

taller al dijo...

no recuerdo bien mis 14 años, creo que lo que mas recuerdo fue que una vez me rape el pelo y me deje una cresta punk rosada, y probe algun porro, y si, cuando cerraba los ojos veia cositas raras, aunqu eno se si vestidos con flores, por ahi fue mas que veia como luciernagas, o destellos de la nada que se presentaba.
bonito texto

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

De mis catorce recuerdo la opresión en la que vivíamos y las ansias de libertad que nos movían. Crecimos en la calle, arañando espacios libre a una dictadura que prentendía robarnos el futuro.
Saludos

yo no soy vos (por suerte!) dijo...

yo de los catorce casi no me acuerdo, son como un capitulo pasado de largo, pero si recuerdo el destello multicoor cuando te paseas en bombachas del patio a la cocina y de la cocina al patio, yo mas que vestidos quería una comida con esos colores, pero la acelga era acelga, y era verde.
besitos

cronopio dijo...

paso pero usted no postea.
no postea seguido asi con todos estos colores.
que da gusto.

buena salud.

maria a secas dijo...

que lindo eso de cuando uno se pone a pensar como se sobrevive a las transiciones de lo claro a lo oscuro y otra vez de lo oscuro a lo claro, me encanta la palabra viseversa....tiene esa belleza del retorno....

(...) dijo...

sisiis, esa belleza de poder ir al revés...

7avi.- dijo...

a los 14...no. no veia colores, ni destellos ni nada. todo era blanco o negro. que boludo que era a los 14... lo unico bueno es que tenia mucho tiempo para leer, escuchar musica y reventar granos.

anonimo 1º dijo...

Jaime sin tierra gris y negro

El poco sol que entra me deja ciego
Pero ni siquiera entibia mi manos frias
Aqui donde todo es frio y casi muerto
Ya no tengo colores solo gris y negro
Aqui donde el amor es de hierro
Los dias pasan
Los dias
Y moriremos contando el tiempo
Y moriremos contando el tiempo