martes, 12 de diciembre de 2006

Una vez te expliqué la heliografía

Una vez se escucharon sin hablar, una vez se quedaron después de tiempo, después de los duraznos desabridos, después de decirse cómo no serían de viejos.
Una vez se quedaron cada uno sentado en su cama, más de veinte minutos, intentando no respirar, queriendo no pensar más en que un gato había estado escuchando.

Y esa vez había una sombra tan linda proyectada en la pared, de rejas y de hiedras, para sacarle una foto, para hacer una heliografía, te dije.

5 comentarios:

maria a secas dijo...

me senti como el gato que ve,
me senti como el liquido que hace posible la heliografía...
que bonito !!!
abrazos

yo no soy vos dijo...

la heliografía es ese gato escondido en las sombras, ese gato que pone el ojo, donde nadie lo pone, quien no habrá deseado hacer una heliografia, con las sombras haciendose el amor, haciendose la espalda, haciendose el abrazo.

(...) dijo...

a veces me asusta pensar que los recuerdos se borren,
pienso en que debería haber maneras de registrar eternamente esas sombras que ves mientras hablás, esas formas de las hiedras, esas rejas que se desenfocan, porque me hacen acordar al olor del pasto y a los miles de cantos de gallos, a cada hora.

pero la heliografía es efímera, como el momentito en que justo vimos pasar la estrella fugáz, como el color de las piedras de la tormenta en el parque.

yo dijo...

esto no me pertenece...y no se bien que es una heliografia pero me suena que esto es una heliografia de la lluvia a vos que te gustan las dos cosas.

EN UN DIA DE LLUVIA II

una gota aun desesperada, agonica, sin nombre,se deshase en una delicada estrella de agua.

la madrugada amortajada ha quedado en silencio
ni los perros en sus terrazas se atreven a violar esta lamina de silencio.

un olor se aproxima como una antigua muralla.

la lluvia empieza a caer.
el mundo ha quedado un instante sin tiempo.

tucu rosario.

maria a secas dijo...

yo dijo...: muy lindas sus palabras....