viernes, 15 de diciembre de 2006

20 minutos más de hoquedad

Tus ojos escarchados en almíbar,
han convertido ésto en un salar,
tus pies claustrofóbicos,
han servido de alas,

entre tu nariz y la mía
hay varios centímetros,
y la categoría tiempo
que juega conmigo sin cesar.

5 comentarios:

yo dijo...

ssolo me pregunto tres cosas-:

-¿por que los mismos ojos que cobijan una dulce mirada lloran lagrimas saladas?

-¿por que se sienten los pies axficciados dentro de zapatillas y zapatos hechos de telas especiales con agujeritos para que respiren?
y...
-¿por que uno nunca se acuerda lo que sintio la nariz mientras daba un beso y si lo que sintieron los labios y el corazon?


sera que los ojos, los pies y las narices necesitan terapia?

yo dijo...

perdon.. asfixiados
fe de ratas

el dijo...

cerrando los ojos y tras el beso, me encontras la nariz.
asi.
de ojos cerredos.
casi por intuicion.
y se me crispan los pelos desde las pestañas hasta los del dedo del pie.

yo no soy vos dijo...

solo puedo decir algo corto y exigüe: me gusta.

literat. dijo...

esta bueno el poema, ya linkee este tambien, mi blog roll esta por explotar